viernes, 11 de marzo de 2016

THRILLER

   


















Solo unos pocos se percataron del engaño. Solo uno se reveló pero al final fue convencido. Lo importante era el mensaje y poco importaban los actores, la cobardía debía ser ocultada. El miedo se apoderó de él y era comprensible, no hay nada más humano que la traición. Al fin y al cabo qué sabían de ellos, nada, y que pagaran por cualquier información era la prueba. Él solo precipitó los acontecimientos, se dirigió a los guardias y les dijo que podía entregarles al que buscaban, les condujo hasta el grupo y señalando a uno de los harapientos barbudos les dijo. "Ahí le teneis, ese es el lider".