viernes, 30 de noviembre de 2012

Final feliz


En la psicotrópica imagen que me ofrece la luna descubro los dorados tirabuzones de Caperucita Roja. 
No, a ver si me explico, estoy hablando de la luna delantera de mi furgoneta que allí fue a donde fui a refugiarme del chaparrón, entré, puse el contacto, le di al limpia porque no se veía un pijo con la puta lluvia y allí estaba ella. Aparcada frente a mí, morrito con morrito. En el morro de su furgo había rotulado "clínica veterinaria." Claro, pensé, no podía ser de otra manera, Caperucita Roja tenía que acabar pinchando bichos. Tras barajar unos papeles y coger el bolso salió del vehículo y cruzó a mi lado mientras se colocaba los tirabuzones dentro de la capucha del anorak, _blanco, pero a mí no me engaña_. Y eso fue todo.
Afortunadamente, porque ese cuento no suele acabar bien.



martes, 27 de noviembre de 2012

STEINHENM 721 TT

_Limpiando debajo de la cama, cosa que a partir de ahora prometo hacer más a menudo, me encontré un recorte de papel de lo que parece ser un catálogo o un artículo de una revista industrial, el título aparece arrancado. Lo transcribo textualmente_.
"Este modelo, aunque antiguo, es bastante avanzado para su época de construcción, de hecho, lleva instalado un corrector de coordenadas espaciales que no existió en esos momentos pero que un oportuno viaje de su constructor Alfred Steinhenm, al futuro ,   posibilitó su pirateo unos trescientos años antes de su invención."

Lo del día que casi me caso


Mi otro yo se ha ido a dormir su siesta, ahora yo tengo el mando absoluto. Me desdoblo para suplantarlo y que me dé la razón y me digo, ¿Qué tienes que hacer? Nada. ¿Tienes todas tus tareas desatendidas? Sí. Pues ha llegado la hora de perder un poco más el tiempo. Venga, unanimidad. Fiesta, charanga, fuegos artificiales. Me froto las manos y me siento al ordenador. Vamos a escribir algo ahora que no está el  moralista rompecojones ese.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Las normas del Bar de Abajo

Contra el desdén de la mujer de mi vida solo encuentro refugio en el bar de abajo.
El bar de abajo no es un lugar físico en particular. No es necesario que esté literalmente abajo, a la puerta de tu casa. No necesita tan siquera ser un bar, a veces puede ser una playa. El bar de abajo es esa extensión de nuestro ser donde puedes estar fuera sin dejar de estar dentro y, a los que somos de naturaleza de bar de abajo, nos acompaña donde quiera que vayamos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

La clase de música

O el día que el mundo perdió una estrella.

No mantengo más el misterio, estoy hablando de mí. Yo podría ser hoy un artista de renombre. Un músico con una importante trayectoria internacional, porque ya tengo unos años, y reconocido por los mejores críticos. Yo podría ser hoy el mejor y más moderno y arriesgado productor musical de la escena planetaria porque yo nací para eso. Y lo sería de no haberse cruzado en mi camino aquel sádico cabrón profesor de música en séptimo de EGB que me hizo creer, a tan tierna edad, que yo era gilipollas.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Mi otro Yo me maltrata

Estaba yo repasando el texto anterior, por ver si todavía le quedaban faltas _no sería raro_ cuando me dije: Bórralo. ¿Qué? Que lo borres, coño, que lo elimines. Mi otro Yo me habla; Qué cojones tienes, tío. ¿Pero cómo te atreves a colgar semejante mierda? Pues no sé, me respondo, no me pareció tan malo. No es ninguna obra de arte pero tampoco una  ponzoña. Entonces me extiendo y me justifico como me enseñaron durante cuatro psicotrópicos años en la escuela de arte; Me parecía más importante la exactitud, la correspondencia con la verdad, con la realidad del sueño si se me permite el oxímoron, que la posible línea narrativa... Es una mierda pinchada en un palo, me interrumpo.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Sueño diurno de paracetamol y fiebre

Diurno como los amores de Francisco Umbral, pero con la diferencia importante del Paracetamol vía oral en lugar de sus tan idolatrados supositorios de Optalidón. "La inspiración existe," decía Don Francisco, "la inspiración de los poetas existe, pero entra por el culo." Yo por el culo no admito más que cariño y solo hasta la primera falange, a partir de ahí me distraigo, pero reconozco que la fiebre es de lo más creativa, y un poco hijadeputa también.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Cómo acabar con la ilusión de vivir

Abro el periódico y dejo que mi vista revolotee entre los titulares posándose aquí y allá con caprichoso desdén, cual mariposa de flor en flor, pero tras un análisis menos superficial concluyo que, en honor a las noticias, sería mucho más exacta y acertada la metáfora con una mosca.


Esta imagen pertenece al día que, machacado ya por la presión informativa, me remata Mariló Montero exhibiendo sus opiniones sobre el transplante de almas en la tele del bar.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Ley de la casualidad

Yo no quiero estar aquí, quiero estar en el bar, pero ya que no puedo bajar influiré allí desde aquí. Partamos de alguna verdad científica; Toda materia que fluye en el espacio, en cierto momento, por cojones, se amontona. La vida es un flujo constante de meras casualidades en sus dos únicas variantes, un código binario de infinitas combinaciones pero que sólo puede ofrecer dos resultados, favorable o desfavorable.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Lo que sea.

He decidido aderezar estos textos-artículos con algún añadido gráfico, más que nada por darle algo de color al asunto y justificar así la existencia de este blog que, dado que talento y tesón conducen al éxito, no le vaticino yo ningún futuro. El talento veo que se me está acabando y el tesón lo tengo sin estrenar, pero es lo que hay. 
La cosa es que me dije, "¿Y ahora qué cojones escribo yo en este blog?, y  como no se me ocurría nada me puse a dibujar con la única intención de engañar a la frustación haciéndola creer que me empleaba en algo productivo.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Future News

No sé por qué pero me ponen las tías con gafas. El caso es que el otro día, a base de decirle tonterías a una, no os haceis una idea de la cantidad de pijadas que los feos tenemos que contarle a las tías para que nos hagan caso, conseguí engañar a una para que renunciara a algo mejor y se viniera conmigo a la cama. No era ni muy guapa ni muy fea, ni alta ni baja, ni flaca ni gorda, pero tenía gafas y a mí eso me pone, ya lo he dicho. Tampoco voy a entrar en detalles sexuales que no vienen a cuento, sólo decir que dadas un par de vueltas a la perversión acabas encontrando de lo más morboso el cara a cara y así, en ese preciso momento, en esa postura tan poco especial como es el misionero de toda la vida, ahí empieza mi aventura que, lo creais o no, es totalmente cierta.

Arqueología del porvenir

Esta copla infantil, originalmente en castellano, fue escrita hace aproximadamente dosmil años, es decir, unos seis siglos antes de nuestra era y ha sido recientemente clasificada como uno de los más importantes documentos histórico-científicos que prueban que el hombre ya habitaba el planeta antes de nuestra llegada.

    Mientras tenga pies, no habrá fronteras
    ni ha de faltarme cobijo.
    Mientras tenga manos tendré sexo
    y lo demás... me tira del pijo.

martes, 6 de noviembre de 2012

Método para puntuar tu vida del 0 al 10

Lo mejor es armar una buena cagada, de esas que dices de todo corazón "la cagué" pero como eso es arriesgado y puede causar víctimas colaterales, recurriremos a alguna cagada previa que ya no podamos empeorar. Quién más, quién menos, todos disponemos en nuestro pasado de tal referencia. Ubiquémonos en ese momento, con la mierda al cuello, alcemos la vista y, por el rabillo del ojo sin perder de vista el mejunje en el que estamos inmersos, contemos las manos que se tienden en nuestra ayuda.
¿Están todas las que esperabas? ¿Sí? Enhorabuena, tienes un 10.

No sé si oigo voces

No sé si oigo voces o es que el cabrón del vecino se ha vuelto a dormir con la tele a toda hostia, La cosa es que no pego ojo. Al menos tuvo la decencia de separarse de su mujer y ya no discuten, por lo menos no detrás de mi cama, al otro lado del tabique. Ay!! el amor!!. Tendríamos que sentarnos un día y hablar del amor, o mejor, desnudarnos y hacer el amor, o follar, que he leído por ahí que es hacer el amor con la luz encendida. Pero no hoy, porque el amor es un sueño y yo hoy ando desvelado.